Emgesa demuestra su compromiso social con el inicio de la Escuela para el Desarrollo Sostenible



Emgesa en alianza estratégica con el SENA, dio inicio a la formación de cerca de 650 pescadores, jornaleros, trasportadores de arena y paleros que hacen parte de la Población No Residente del área de influencia de El Quimbo, a través de la Escuela Para el Desarrollo Sostenible.
 

A menos de dos meses de haber firmado el acta de acuerdo de compensación para población No Residente del área de influencia directa del Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo, cerca de 650 personas entre pescadores, mineros, paleros, jornaleros y transportadores iniciaron el proceso de formación que les permitirá acceder al capital semilla.

La Escuela para el Desarrollo Sostenible es la herramienta que ha propuesto Emgesa, en convenio con el SENA, para asegurar que la población No Residente censada del área de influencia directa del Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo tome decisiones acertadas en el uso del capital semilla que se entregará como medida de compensación. La Escuela está dividida por módulos de formación técnica de explotación agrícola, acompañados de actividades transversales como: emprendimiento, liderazgo, trabajo en equipo, fortalecimiento institucional y asociatividad, entre otros.

Una vez firmada el acta de acuerdo de compensación, los participantes asistirán 2 veces a la semana durante todo el día a las capacitaciones en Puerto Seco, Puerto Nuevo, Las Jagua, Gigante y el municipio de El Agrado.

“A mí este proceso me parece muy bueno, tengo mis esperanzas en la empresa para salir adelante y tener un mejoramiento de vida y hasta ahora Emgesa nos va cumpliendo.” afirmó Abel Urriago Longa, jornalero beneficiario de la Escuela para el Desarrollo Sostenible.

Durante los 6 meses que durará la formación Emgesa entregará mensualmente a cada uno de los asistentes un auxilio educativo por valor de $500.000 con el fin de garantizar un ingreso económico. Una vez finalizado el proceso los participantes recibirán un capital semilla cuyo monto fue establecido de acuerdo con el nivel de ingresos de cada una de las personas censadas. Con este capital emprenderán proyectos productivos sostenibles, que les permitan alcanzar los ingresos reportados en los censos socioeconómicos realizados entre agosto de 2009 y enero de 2010.